Tuesday, April 23, 2019

El Salvador: Las amenazas latentes contra los periodistas

Por Guillermo Mejía

La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) advirtió que los medios de comunicación salvadoreños no escapan a las amenazas del narcotráfico y la violencia generalizada y que el derecho a la información se ha visto deteriorado durante la actual gestión presidencial.

“En los últimos años varios periodistas han sido asesinados; también se han registrado casos de agresiones. La libertad de información no ha dejado de perder terreno desde que Salvador Sánchez Cerén fue electo presidente, en 2014”, afirmó la entidad con sede en París, Francia, en su informe correspondiente al año 2019.

“El mandatario ha acusado a los medios de comunicación de emprender una ‘campaña de terror psicológico’ contra su gobierno y no respeta el derecho de acceso a la información”, agregó, al tiempo que señaló que “la legislación salvadoreña protege poco a la prensa y los periodistas que investigan temas relativos a la corrupción o las finanzas públicas padecen intimidaciones y presiones de funcionarios”.

Reporteros Sin Fronteras puso como ejemplo de esas prácticas en contra de los periodistas que en febrero de 2019 “un equipo de periodistas de investigación de la revista Factum fue intimidado por las autoridades para que revelara sus fuentes, pues investigaba un caso comprometedor para el gobierno”.

Eso le ha valido a El Salvador caer 15 puestos en la clasificación mundial de la libertad de prensa con respecto al 2018, ya que ocupa el número 81 de 180. A los periodistas les toca trabajar en un ambiente donde impera el miedo y la autocensura por amenazas que también incluyen a políticos y a las mismas empresas periodísticas, aunque esto último no lo refleja el informe de RSF.

“Este fenómeno se observa en muchos países de la región en los que existe un elevado grado de corrupción y de violencia. Es el caso de Centroamérica, en particular de El Salvador, que experimentó la segunda mayor caída de esta zona”, alertó la entidad profesional.

“Las condiciones de trabajo de la prensa se deterioraron mucho en el país en 2018: los periodistas padecen a menudos ataques armados y presiones y los políticos suelen tratar de intimidarlos. La situación es similar en Honduras y Guatemala, países minados por la corrupción y el crimen organizado”, añadió Reporteros Sin Fronteras.

Según el informe, en la región centroamericana, los periodistas que trabajan para la prensa de oposición y para los medios de comunicación comunitarios que se atreven a denunciar las malversaciones de funcionarios y políticos suelen ser agredidos, amenazados de muerte, e incluso pueden ser asesinados, por lo que a veces los reporteros optan por el exilio.

En el caso salvadoreño, entidades profesionales de los periodistas han presentado un anteproyecto de ley para la protección de los trabajadores de los medios de comunicación social en la Asamblea Legislativa, aunque duerme el sueño de los justos en medio de la insensibilidad de los políticos y los intereses de los empresarios periodísticos.

Es necesario recordar que uno de los derechos ausentes de los Acuerdos de Paz firmados entre el gobierno de entonces y la izquierda el 16 de enero de 1992 en Chapultepec, México, es el de la comunicación entendiéndose éste como conjunto de facultades inherentes al ser humano como ser sociable, para intercambiar y poner en común diversas formas de mensajes.

Si bien en el discurso dominante se insiste en la evolución del sistema de comunicación colectiva como señal inequívoca de avance del proceso democrático, a partir del proceso de paz, no es tan cierta esa pretensión en cuanto muchas falencias del sistema se mantienen invariables.

No comments: