Monday, January 11, 2010

Hasta Francis Fukuyama les pide que paguen impuestos

Por Guillermo Mejía

No ha pasado mucho tiempo de que a guiñones quedara aprobada una tibia reforma fiscal propuesta por el gobierno para recaudar al menos 175 millones de dólares en impuestos –combatida por el empresariado y sus voceros mediáticos- cuando ni más ni menos el politólogo Francis Fukuyama recordara que la democracia pasa por combatir la inequidad social.

En otras palabras, el teórico estadounidense de la Universidad John Hopkins famoso por su ensayo “El fin de la historia” donde pronosticó el triunfo del modelo de economía de mercado tras la Guerra Fría, les recordó a los empresarios y los políticos conservadores que es necesario pagar impuestos si no quieren que los salvadoreños se adhieran a opciones más radicales.

Aunque Fukuyama advirtió que resulta muy difícil imponer tributos a las elites empresariales, el mantenimiento del sistema amerita que se despojen de sus intereses particulares y coadyuven en la búsqueda de un pacto fiscal que tenga como horizonte que desde la clase media hacia arriba colaboren en la asistencia de los estratos históricamente marginados.

“Lo que se tiene que hacer es lograr un contrato social que acerque a la clase media y a la más acomodada para plantearles que se necesita recaudar más dinero para llevarlo a todos los sectores, pero explicarles que ellos también serán beneficiados. Tiene que ser un contrato social en que haya confianza y que funcione”, dijo el político norteamericano a los periodistas.

La ironía del asunto es que Fukuyama, un politólogo no muy apreciado en círculos liberales y de izquierda, coincide con estos en que las elites empresariales tienen una responsabilidad de primer orden en aspectos socio-económicos y que, por tanto, tienen una deuda con las necesidades de la población.

Sería otra ocasión más en que figuras conservadoras llaman la atención de empresarios y políticos derechistas que no asumen como debe ser la tributación que corresponde. En años anteriores, fue un ex embajador estadounidense también el que les llamó “gorrones” a los empresarios que evaden pagar impuestos como debe ser.

La otra opción que da Fukuyama a las elites empresariales y los políticos derechistas es que al no asumir los retos de la democratización del país queden las puertas abiertas a opciones más radicales como la propuesta de Socialismo del Siglo XXI, liderada por el presidente venezolano Hugo Chávez.

Quedemos a espera de escuchar lo que tienen que decir personajes como Claudio de Rosa, Luis Membreño, Rafael Castellanos, entre otros, que se opusieron a la tibia reforma fiscal que apenas puede que recaude 175 millones de dólares. Solo falta que digan que a Francis Fukuyama lo pagó la izquierda, aunque lo presentó Fusades. Las ironías empresariales.

No comments: