Monday, February 27, 2006

Deudas del periodismo salvadoreño

Por Guillermo Mejía

El ensayo titulado: Deudas del periodismo salvadoreño frente al proceso democrático, escrito por mi persona y el colega salvadoreño Raúl Gutiérrez, constituye una incursión en el papel que desarrollan los medios de comunicación nacionales y los posibles efectos en el llamado proceso democrático.

Los autores, que hacen una combinación de teoría con práctica profesional, examinan desde distintos ángulos la forma en que trabajan esos medios de comunicación en el país centroamericano en cuanto a su papel de mediadores entre el poder y la ciudadanía.

Este esfuerzo intelectual es la culminación de una preocupación que existe en algunos sectores de la sociedad salvadoreña que tienen una visión crítica sobre el desarrollo de un periodismo que aún no muestra mayores compromisos en su responsabilidad social.

De esa forma, se presente una visión crítica de los investigadores sobre los medios, basada en un escrutinio sobre su trayectoria y funcionamiento, en información y valoraciones de distintas publicaciones nacionales sobre éstos, y en la propia experiencia periodística de los autores.

El ensayo comienza con un acercamiento al papel del periodista en la sociedad contemporánea, los retos que afronta, y la difícil conciliación entre el deber de informar y los intereses particulares de propietarios y editores de medios de comunicación.

¿Será que en El Salvador los propietarios de los medios de comunicación están dispuestos a reconocer los nuevos desafíos del periodismo y permitir que sus periodistas actúen con ética y responsabilidad?

Y, además, ¿será que los periodistas salvadoreños están preparados para enfrentar estos retos con gallardía y desarrollar un periodismo con responsabilidad? Son dos interrogantes que ameritan respuestas.

Luego, el ensayo se enriquece con la relación que se hace entre la prensa salvadoreña y la democracia. Los autores reseñan los puntos críticos en que el papel del periodista frente a la ciudadanía se ve opacado por intereses de grupos de poder.

Para ilustrar los problemas detectados entregan una caracterización de los medios de comunicación salvadoreños y cómo éstos se han comportado con relación al proceso democrático y al de construcción de ciudadanía en el país.

A continuación, como prueba de la validez de los planteamientos, analizan de forma cualitativa dos casos paradigmáticos sobre cómo los dos periódicos de mayor circulación e influencia en el país: La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy, trataron dos temas de gran trascendencia nacional: las elecciones presidenciales de marzo del 2004 y la Ley Antimaras. Debe advertirse que el análisis de estos casos no es la base del presente ensayo sino apenas una muestra de lo argumentado a lo largo del documento.

El análisis de estos dos casos permite adentrarse en las circunstancias en que los periodistas salvadoreños ejercen su labor de comunicadores y las deudas manifiestas para mediar entre el poder y la ciudadanía

El ensayo, además, propone una serie de retos que los medios de comunicación y los periodistas salvadoreños deberán enfrentar si se aspira a construir una sociedad democrática, pluralista y participativa.

Y tal como se insiste a lo largo de este documento, semejantes retos difícilmente se lograrán sin una ciudadanía crítica, interesada en participar y que demande un periodismo independiente, responsable y ético.

Dentro de las reflexiones finales, los autores estiman que con un periodismo como el salvadoreño es difícil la construcción de ciudadanía, porque se coarta la participación activa de la población en el afianzamiento de la democracia. En otras palabras, a los salvadoreños les falta más energía para enfrentar el reto de hacer de la comunicación una práctica ciudadana.

9 comments:

CONTRACORRIENTE said...

Memo muy buen trabajo a proposito de lo que ha sucedido en las recientes elecciones.
Retome algunas cosas para completar un comentario mio.
Me llega saber que hay gente conocida en esto de los blogs en El Salvador, porque parece que estamos rezagados en comparación con nuestros vecinos.

pantera said...

Muy bien, Javier. Grato saber que estás en la onda cibernética. Saludos, Guillermo M.

CONTRACORRIENTE said...

Hey mensaje, ¿que pasa? porque ya no has escrito nada.
a proposito deberias colocar en tu blog un link de raices.

saludos

pantera said...

Javier: El link está en la web personal. Tengo ahorita un escrito pero estoy esperando un poco para ponerlo. Quiero que antes salga en la revista Humanidades de la Universidad de El Salvador. Al ratito nos vamos a poner a hacer otros materiales, ahorita estoy algo presionado con el tiempo. Saludos, Guillermo

Wilfredo Salamanca said...

Hola Guillermo, te saluda Wilfredo Salamanca. Ha sido agradable encontrarte en este blog mientras dedico tiempo para actualizar conocimientos sobre periodismo. No he olivado que fuiste mi profe de Ética y Periodismo Económico en la UES.
Ojalá que este espacio sirva para reencontrarnos con otros colegas formados en la UES.

Saludos

Wilfredo Salamanca
wsalamanca@gmail.com
wsalamanca@yahoo.com

pantera said...

Wilfreo: Me alegra tener noticias tuyas, compañero. Sabés que la mara siempre anda en busca de información, así que claro que nos vamos a encontrar con ellos, ya he tenido noticias de algunos colegas. Hay que darle siempre a la tecleada, espero tener noticias de tu blog para intercambiar experiencias. Saludos, Guillermo

Carlos Abrego said...

Esta muy bien tu blog. No sé que ha pasado, con mi comentario anterior. Mi nombre quedó escrito, pero no salió lo que había escrito.

Giovanni Cubias said...

GRACIAS POR ESE PENSAMIENTO YO QUISIERA SABER SI FUESE POSIBLE PODER RETOMAR ESTE ARTICULO DE OPINION PARA UNA MONOGRAFIA .POR FAVOR RESPONDAME.GRACIAS javiergiovanni@hotmail.com

pantera said...

Giovani: Tome los comentarios para su uso adecuado explicitando al blog errabundo como fuente. Lo que menos queremos es privatizar las razones que exponemos porque creemos en el derecho a la comunicación de los pueblos. Saludos, Guillermo Mejía